Kaada/Patton "Red Rainbow"

Calificación: 
5
Average: 5 (1 vote)

Música macabre

Si soy tu peor pesadilla y me conformo con ultrajar los latidos de tu corazón mientras sueñas, ¿me permitirías dejarte la certeza de que dormir es una condena que sólo puedes combatir con el espíritu literario que reside en el fondo de tu ser?

Hasta esa instancia nos dirige el dueto Kaada/Patton, una de las varias uniones extravagantes con las que el cantante de Faith No More, Mike Patton, disloca su garganta para producir óperas mínimas, cánticos naturalistas o susurros incidentales. El último caso es el de su unión con el compositor, multi-instrumentista y hacedor de música dramática orquestal de origen noruego, John Erik Kaada, junto con el cual inauguró en 2004 este proyecto, llegando a su segundo disco de estudio en abril de 2016, bajo el título de Bacteria Cult, lanzado bajo el sello discográfico del cual el cantante californiano es copropietario.

¿Sus alcances? Si nos dejamos penetrar por expansiones sónicas de aire bucólico, la música es sosegante, un tanto oscura pero definitivamente fluida en los territorios subjetivos. Sin embargo, la propuesta gráfica, animada y cinemática es invasiva, hace un extravagante contraste. El uso del videoclip marca la pauta y estira los alcances macabros de la música infantil. El derroche de explicitud se hace cruento y violento, y Kaada/Patton nos arrojan la certeza de que envejecer en los tiempos contemporáneos es algo muy lejano a la plácida lucidez. Cuánto más si no pudiste disfrutar demasiado eso de ser niño.

La película comienza… 3, 2, 1…

Un campo silvestre, rodeado de árboles frutales y una jugosa generosidad estética, alimenticia y espiritual. Hongos, muchos hongos. En ese campo nos sentamos, somos un ser perdiéndose en un primer escalón de la fantasía. Dormimos, pues es lo que nos inspira tal ambiente. Nos despertamos, y lo primero que vemos es a dos chicas regordetas. Nos gustan. Somos por un instante el individuo al que le gusta asirse a la grasa, somos fanáticos del agarre, de la grasita. Son dos chicas, el atisbo de un bello trío. Tú (o yo) y dos posibles primas. Perfecto. Conquistarlas parece entonces una hermosa aventura, al poder correr por los campos coloridos, recoger frutas y arrodillarnos para ofrendar amor y compartir placer. Pero no. El malnacido del escritor no lo quiere así, y quiere mordernos. No sabe cómo, y cuando mete muela, a nuestro sueño bucólico de amor no le queda de otra: la pesadilla.

Un cuentista de oficio puede hacerse ridículamente energúmeno: “¡Bah! Esa historia es igualita a…”. Pero no. Hay que callarle la jeta a ese criticón.

Lo que puede ser un cuento predecible, en esta animación, que es tan dramática como literaria, se nos demuestra la capacidad creativa de inventar sensaciones nuevas a partir de la sensibilidad recordada, adecuada en tono y ambiente perfectos para singularizar eso que ya sabemos. ¿Qué? Que nos aterra dormir desde que el primer monstruo se nos atravesó en la inocencia de nuestra niñez.

La cosa se pone mal. El cuento nos saca los ojos, nos vuelve sapos. El corazón late, y late algunas veces muy mal. Los ojos se mueven, los ojos se mueven… La música ya no ayuda, la banda sonora bofetea nuestros sentidos. La cosa se pone mal… La cosa se pone mal. ¡Malditas sanguijuelas!

Si escribes, o así lo intentas, no te pierdas esta propuesta. De seguro habrá alguna bacteria interior pidiendo que enfermes de tu vida correcta y cotidiana, y dejes salir de mala manera la literatura fantástica que hay en ti.

La literatura, como lo verás, lo salva todo. Inicio, rollo y final. La fórmula predecible de la ciencia más inexacta del planeta.

 

Artista: Kaada/Patton

Origen: Noruega/San Francisco, Estados Unidos

Pista: “Red Rainbow” (Arcoíris rojo)

Dirección de videoclip: Rune Spaaws

Diseño y libreto de videoclip: Dave Cooper

Disco: Bacteria Cult

Fecha de lanzamiento: 1º de abril de 2016

Sello: Ipecac Recordings

Enlace: http://kaadapatton.com/