Como se produjo Día de la Independencia: Contraataque

Calificación: 
2
Average: 2 (1 vote)
Author(s): 

2 de Julio, 1996

Roland Emmerich salió de la sala de cine junto con el estruendoso sonido de los aplausos de la audiencia. En la entrada del teatro su compañero eterno Dean Devlin lo esperaba con una botella de champaña. Acaban de salir de la premiere de la película que cimentaría sus carreras como grandes escritores y directores de Hollywood, y sus Cityman vibraban con emoción con llamadas entrantes de los cabezas de Fox, que les aseguraban que acababan de crear una marca que duraría veinte años. Era claro que debían escribir una secuela o dos.

5 de Julio, 1996

Emmerich y Devlin, luego de tres días seguidos de celebración, suben a su habitación en el Marriott. Con cuidado de no pisar el cuerpo inconsciente de Jeff Goldblum, se hacen en la sala donde un joven Smith está en conversaciones con ejecutivos de Fox y Disney para continuar su carrera como el negro más blanco de Hollywood. "¡Vamos a escribir una secuela!" - le dice Emmerich a Smith. Pero Smith no quiere participar. "Estoy cansado de películas de aliens y espero nunca más en la vida tener que hacer una” - dijo mientras cerraba la puertas tras de sí. Ignorando al hombre, se sientan entonces a escribir el libreto mientras sacan unos porros para “ayudar con el proceso creativo”.

2 de Enero, 2016

Emmerich y Devlin despiertan de su letargo. Se han dado cuenta que estuvieron drogados durante casi veinte años, tiempo durante el cual han hecho películas mayormente mediocres. Emmerich recibe una llamada, es el presidente de FOX, anunciándole que según mercadeo, están en el último año en que Día de la Independencia estará en las mentes de quienes la vieron, y que si no presentan un libreto ese mismo día, perderán la oportunidad de hacer secuelas.

Asustados, los ahora envejecidos escritores revisan el trabajo que han hecho en 20 años. En su vieja máquina de escribir sólo están escritas las palabras “todo es más grande” junto a un dibujo que parece Will Smith combatiendo con un alien gigante. Devlin se desespera.

- “Maldición Roland, me dijo que solo un porrito. ¡Han pasado veinte años!” - “Calma Devlin. Mire que tenemos que tener listo el libreto para dentro de unas horas.” - “¿Cómo vamos a escribir una película en dos horas?” - “Pues hagamos todo lo que hicimos en la primera, ¡pero más grande!”

Tomando el libreto original, empiezan a escribir nuevamente la primera película, pero más grande.

- “Las naves eran del tamaño de ciudades.”

- “¡Ahora son del tamaño del planeta!”

- “Los aliens eran algo más grandes que los humanos.”

- “Ahora son el doble de grandes... no, ¡el triple!”

- “¿El triple?

- “Si, y hay uno gigante, veinte veces más grande.”

- “Maldita sea, ¿no es demasiado?”

- “No. Y las naves... ehr...”

- “Creo que esas estaban bien.”

- “Si, pero ahora hay más... ¡muchas más! Es más, hay tantas... ¡que parecen un enjambre!”

- “¿Un enjambre?”

- “Si, y dan vueltas, como insectos. Que idea tan genial, un enjambre. Es tan genial, que hay que decir que lo son en la película.”

- “Bueno. ¿Que hay del reparto?”

- “Traigamos a todos los que estaban antes.”

- “¿Todos? Will Smith no quiere volver.”

- “Pues entonces traigamos a su hijo. Carajo, traigamos a los hijos de todos, ¡todos tuvieron hijos y ahora están en la película también!”

- “Lástima por el doctor que matamos, el no volverá.”

- “¿Como que no? El vuelve. Estaba... ehr... no sé... inconsciente.”

- “¿Luego de que le rompieran el cuello?”

- “Digamos que quedó en coma.”

- “Si está en coma, ¿como va a tener hijos?”

- “Tienes razón. Digamos que era de una pareja gay, ellos no tienen hijos.”

- “¿Hoy en día podemos decir abiertamente que alguien es de una pareja gay?”

- “Bueno, tratémoslos como una pareja gay... pero que nadie diga abiertamente que lo son.”

- “¡Brillante!”

- “Además... ahora no solo el 4 de Julio es la independencia del planeta... ¡también es la del universo!” - “¿La del universo?” - “Si. ¡Metamos que otras razas en otros lados del universo vienen a pedirle ayuda a los Estados Unidos de América!” - “Señor Emmerich, usted es un genio.” - “Si, y además... ¡al final de la película diremos que viene la siguiente! ¡Es tan grande que nos tocará hacer dos películas!”

El libreto fue entregado a un representante de FOX que también había estado 20 años en estupor y aprobado de inmediato. Hay quienes dicen que Emmerich y Devlin volvieron de inmediato a su hotel a fumarse otro porrito, así que quizás en el 2036 tendremos la continuación, con naves del tamaño de galaxias, los nietos de Will Smith y quizás la cabeza en una jarra del doctor.