Literatura

Imagen tomada de Pixabay

Un poema de Diego Higuera. Saber que hay alguien lo cambia todo/  que alguien piensa en ti, que te espera, / Que por algún motivo inexplicable desea verte, / ¡Cómo no va a cambiarlo todo!

Imagen tomada de Pixabay

Tres poemas de la obra "Poemas de la guerra y la paz" de Antonio Acevedo Linares. 

Imagen tomada de Pixabay

El oficio de la poesía es un oficio de la soledad pero de una soledad solidaria porque el poeta no está solo, el poeta está consigo mismo. Una soledad que se alimenta como cuervos y que le sacarán los ojos, el corazón y la vida.

Imagen tomada de Pixabay

La poesía no es única. Poesía puede ser unos ojos cafés que miran con desgana o unas manos encadenadas que divagan en cualquier tiempo y lugar. Poesía puede manifestarse en la ausencia y la soledad, en la figura de una mujer sin nombre que vaga por los recónditos laberintos del inconsciente.

Imagen tomada de Pixabay

Dos poemas de Danny Y. León, de su obra "Desde estancias habitadas", Premio de Poesía Editorial Praxis 2014.

Imagen tomada de Pixabay

Tres poemas de Alejandra Ríos: selección. Se sentó en las graderías de cemento aún sin pintar, Ojalá vinieran los gusanos esta noche Hoy he llegado tarde a casa. 

Imagen tomada de Pixabay

Y el poema, que históricamente proviene del acto verbal, no es la única vía de acceso a la poesía sino que ella se encuentra incluso, como dijo Luis Rogelio Nogueras, hasta “en la conversación del café”, o en el arte, en un dibujo, en la prosa, en la escultura, en la canción, en la mirada… y la lista podría tomarnos unas veinte vidas más.

Imagen tomada de Pixabay

Un poema de Diego Higuera, selección. Un mundo mejor representa aquella idílica utopía que la necedad del hombre se niega a tolerar: Un mundo mejor / No es suficiente para todos.

Un poema de Diego Higuera, selección. ¿Es posible vivir en eterna travesía? Una vez sobreviene la sombra…¡Éste es vuestro hogar!

Pareciera ser que ya ni siquiera es posible poseer opiniones propias, que no sean fruto de un maquinismo y una manipulación de terceros. De semejante talante, surge la no tan descabellada idea de que pensar es un asunto pasado de moda, y con ello, el mismísimo ensayo se ubicaría en un fatal estado de desprecio, lamentable en todas las medidas.

Páginas

Suscribirse a RSS - Literatura