Literatura

Imagen tomada de Pixabay

La rabia y el dolor de la voz lírica presentada por Javier Moyano se erigen en este poema como un intenso desahogo frente a la implacable frustración que propicia la vida. Poemazo para acompañar un cigarrillo, una traición o una infidelidad. ¡Versos que te roen el corazón! 

Imagen tomada de Pixabay

(...) De manera casi surrealista, logró dilatar, pero nunca retroceder, el vertiginoso e imparable correr del tiempo a su antojo; porque echarlo a andar para atrás es una capacidad que ni Dios tiene, por lo cual dedujo que no vendría a socorrerlo. Así pues, se convenció de que pasarían horas, incluso y si quería días, antes de que en definitiva se recostara en esa cama para ver al techo. Con todo, ya había nacido dentro de él una insoportable pregunta: cómo algo tan aparentemente escueto –y hasta ordinario, alcanzando lo nimio– puede cuantificar al ineludible titán Cronos, aprisionándole como el Tártaro alguna vez lo había hecho, de dónde nunca pudo escapar, como tampoco escapó A. Ruthar Elbiar.

Imagen tomada de Pixabay

Daniel Morales presenta su poema titulado "Lagrimitas sesgadas", versos que se dividen en dos partes, cada una de ellas casi que evocando aquella perdida nostalgia del individuo que ayer vivió y hoy prosigue en su desatino, marcado por un pasado recóndito y ensordecido de memorias. 

Imagen tomada de Pixabay

El desierto sigue creciendo, un nuevo aporte de Jeremy Gualdrón a nuestra línea editorial de Águilas y Moscas. Poema somero y de un talante ácido, se precipita como la incesante continuación, no solo de su poema El desierto crece, sino del agobiante desasosiego característico de la voz lírica perenne en su obra. 

Imágen original de la portada

Michael Benítez Ortiz (Bogotá, 1991) ha publicado Bogotrash (Cuentos, Argentina, 2014), Lo que quería decir era otra cosa (Poesía, Colombia, 2019); las plaquettes El nadaísmo me lo mama en reversa (Ensayo, Colombia, 2017) y la trilogía Papeles para leer… (Poesía, Colombia, 2014, 2016 y 2018). Compiló y editó el libro Cumpleaños del Tiempo de la poeta María de las Estrellas.

Imagen tomada de Pixabay

La poesía en sí tiene "verdades", ya que reclama nuestro ser más auténtico, pero también nos hace ser lo que no somos ni llegaremos a ser en la vida inmediata, porque la poesía es mágica, hace que el mundo adquiera otros rasgos que de alguna extraña manera se pueden tomar como lo que puede ser su verdad, pues el mundo necesita hablar, y habla con los labios de la poesía.

Imagen tomada de Pixabay

Enigma, poema de Diego Higuera que seduce dado su género filosófico y existencial, propio de aquellos días en que surgen las incesantes preguntas por la vida. Ir por el mundo con la plena certeza de que sé la respuesta / Aunque nunca nadie pregunte por ella, ni se interese por mis desvelos / Pero no sé ninguna respuesta…

Imagen tomada de Pixabay

Dos poemas de Jeremy Gualdrón, autor previamente publicado por nuestra editoral, quien deleita con la construcción del talante lírico que hace en sus obras tituladas "El desierto crece" y "Presentimiento". La más grande fiesta / una violenta lluvia anual; / La más penosa muerte / La del suelo (mi piel), / seco de grietas.

Imagen tomada de Pixabay

Autogol, de Diego Higuera, es el grito indignado del habitante de aquel país sin memoria, demente y futbolero como ninguno: Colombia. Pide a Dios que ayude al fútbol / Ya que se olvidó del país / Y ahoga tus penas en licor báquico.

Imagen tomada de Pixabay

Recomendado del editor. Dos poemas de Diego Higuera de lenguaje poético y calidad de imágenes excepcionales. Se presentan, a saber: Una bitácora al mar, imprenta de amores e inflexibles sentimientos. Otro sueño, de encantamiento sin par. Poesía de alta alcurnia para deleitarse y afilar los sentidos. 

Páginas

Suscribirse a RSS - Literatura