Poemas rasos

Como dice Simic, es la época de los pequeños poetas; los poetas que compran pan de rollito y se lo comen por las calles. Los poemas rasos son poemas de tierra, de barrio, de esquinas. Instantáneas de la ciudad, del hombre que huele pegante, del niño que se raspa las rodillas y llora y luego ríe porque le compraron una colombina. Todos los poemas rasos apuntan a algo: desaparecer.