El futuro del medio ambiente

Imagen tomada de Pixabay

Visualicen un país donde toneladas de basura están regadas por todas las calles y por ello deben escalar montañas de desechos, ya que desvalorizaron el reducir, reciclar y reutilizar. Además, la inhalación de gases tóxicos y malos olores son parte de la cotidianidad desde que las industrias descuidaron su uso de productos químicos. El número de gases de efecto invernadero se multiplicó y concentró en la atmosfera, por eso las temperaturas aumentaron y poco a poco se derritieron los Árticos, incrementaron los niveles del mar y desaparecieron zonas costeras. Por otro lado, piensen en las próximas vacaciones en la paradisiaca isla flotante de plástico o incluso en el mar de deshechos, porque consumieron grandes cantidades de productos innecesarios y contaminantes. No olviden llevar sombrilla y bloqueador para los rayos del sol que incendian su piel en segundos; asimismo, un abanico para las temperaturas de la Tierra que parecen cercanas al infierno. A parte de eso, los animales ya no existen, dado que el comercio de pieles extinguió cruelmente a especies como chinchillas, zorros y mapaches; el tráfico de animales acabó con especies salvajes y aves exóticas; la cacería adornó de muchas cabezas las paredes, pero afectó la población de lémures y rinocerontes.

Por otra parte, las plantas solo existen en la memoria y en las fotografías viejas, ya que hace muchos años desapareció el último árbol del bosque y la antes llamada selva Amazónica es ahora un desierto de arena debido a los incendios, la deforestación y la minería legal e ilegal. El “oro verde” fue sustituido por grandes sumas de oro sólido, esmeraldas, plata, cobre, y más. Lastimosamente, el estómago de los sujetos no considera comida las piedras preciosas, por lo tanto, no es una opción conveniente para la supervivencia. Del mismo modo, los ríos son pedazos de tierra agrietada o charcos de petróleo, a causa de las fuertes sequías y el afloramiento de crudo, mercurio y otras sustancias que asesinaron la diversidad acuática. En las noticias se habla de constantes disputas entre personas, ya que desde hace muchos años el agua se acabó en los países de Estados Unidos, Japón y China, por lo que el desespero de sus habitantes aumentó considerablemente, así como las muertes por deshidratación. No obstante, los menos afectados fueron los países africanos, dado que estaban acostumbrados a esta lucha diaria. Igualmente, las carnes, los vegetales y las frutas existen solamente en las mentes hambrientas, puesto que los alimentos son escasos, y lo único que aún no se marchita son el trigo y las lentejas; sin embargo, tienen costos que dejan quebrado a más de un rico.

Otro de los problemas que surgió en los últimos años fue el aumento de la tasa de desempleo, puesto que la carencia de recursos obligó a las empresas a despedir la mayoría de sus trabajadores. Por esta razón, nadie considera importante estudiar, debido a que profesionales y analfabetas se encuentran en las mismas condiciones. Las enfermedades respiratorias, el cáncer de piel y la anemia son algunos de los distintos males que aumentaron después del comienzo del cambio climático. Por ello, los bebés, niños y jóvenes tienen la misma probabilidad de muerte que la de un anciano; en cualquier caso, la defunción es la salvación a tanta miseria. Visualicen lo que les espera con la actitud y las acciones que realizan a diario, prepárense para entender las atrocidades que sucederán, acostumbren su olfato al aroma de los residuos, vayan al sauna y habitúense al calor, huelan las últimas flores, adapten sus cuerpos a beber agua sucia, ayunen para familiarizarse con el hambre y no tengan hijos para que no deban ceder la comida, capturen en retratos las últimas especies de animales, ahorren para los elevados precios de la comida, aprendan técnicas de defensa porque la violencia aumentará. Lo dicho anteriormente es lo más importante que deben considerar si como ciudadanos les desinteresa el cuidado de su medio ambiente.